1 de noviembre de 2013

Poemas en tierra







Así te siento

Así te siento,
desde el trasiego y templanza
de versos que tierras labraron,
como lluvia que al caer
riega un campo de recuerdos;

así te siento,
en el sosiego de aquel
olor a hierba mojada,
sobre cima del Moncayo
siendo guarida de vientos;

así te siento,
cuando el sol vuelve a nacer,
como días que vendrán,
siempre buscando la paz
camino de cualquier tiempo.














Más que un poema

Entre millones de estrellas 
serías la que más quisiera,
faro que mi noche alumbras
los sueños por alcanzar.

Y si impacienta la espera
la sinfonía más bella
hasta tus besos me lleve
y todo lo que he de quererte
no te lo diga un poema.














Luna cómplice

Si se acaban las palabras 
y se callan nuestros labios
que sea por encontrar
en su camino algún beso.
















Por descubrir

El amor será
volver a pensar distinto,
y una vez más
mirarte en el decorado
que me regale una tarde.














Arte

Mis dedos serán cincel que tallarán la escultura,
mis manos sobre tu piel modelarán tu figura,
aún siendo sólo de barro los besos que me puedas dar













Quiero acostumbrarme

Quiero acostumbrarme
a sentirte cada día,
a seguir pensando en ti,
a ser parte de tu vida.

Quiero acostumbrarme
a tenerte entre mis brazos,
a cubrirte de caricias,
a ver que eres realidad.














Con los pies en el suelo

No creo en ningún salvador
ni en enigmas paranoicos,
ni en aquello que al creer
puebla la imaginación.

No creo en ningún comentario
desde un planteamiento ilógico,
ni en los que llenan cabezas
de tanto mensaje extraño.

No creo en ningún enviado
ni en ciertos Ángeles caídos,
ni en consignas para ser
discípulos de iluminados.

Tú eres el único misterio
que despierta mi interés
y en ti quiero amanecer
 por cualquier espacio y tiempo.

















 Te buscaré

Toda la vida soñando
y ahora no podré seguir
si no te tengo a mi lado,

me bajaré de las nubes
para poderte abrazar
y si no estás te buscaré;

donde se esconda el sol,
como la luna de noche
busca mirarse en el agua,
siempre en mi recuerdo
te buscaré,

entre mil frases de amor,
en una razón por vivir,
donde con pasión el alma
albergue los sentimientos,
te buscaré...













 Amiga

Cuando te acuerdes de mí
seremos entre la noche
 almas libres por el viento
que el tiempo no se llevó,

seremos una mañana
disfrazada de colegio,
eterno mundo de dos.
el sitio de mi recreo…

Cuando te acuerdes de mí
soltará lastre un pasado
experto de los problemas,
regresará la inocencia

y aquella niña de ayer
 que no perdió la esperanza,
sin dejar de ser pequeña,
 sin querernos separar...

porque distancia no habrá
 que desate nuestros lazos,
llama a la puerta de al lado
cuando te acuerdes de mí.












 Llegará el día

Llegará el día
donde aprenderé de ti
vivir a cada momento,
y a no dejar de seguir
tus pasos al caminar.

Llegará el día
que descanses en mi pecho,
que siempre estés a mi lado,
y me atrape cada noche
una luna en tu mirada.

Llegará el día
donde para sentirte viva
estas manos y tu cuerpo
se conozcan de memoria
por los rincones del alma.

Llegará el día,
y si tu aliento al respirar
mi corazón estremece
las lenguas serán dos peces
que en tu boca hallen el mar.





No hay comentarios:

Publicar un comentario