19 de septiembre de 2014

Sin tiempo








Regreso

Vuelvo al comienzo,
entre suspiros y palabras,
entre utopía y desaliento,
con la esperanza…

Vuelvo al comienzo,
desenredando una maraña,
en sintonía y pensamiento,
 con quien no calla.

  










Paso a la paz

Duelen las calles,
el cielo, el llanto,
la sangre inocente…

Duele la herida
abierta en pasado,
el cruel presente…

Duele la vida,
la indiferencia,
duele el futuro…

Duelen los niños,
duelen las madres,
duele este mundo.












Espiral

Puedo encontrarte cada noche
en mis sueños,
puedo sentir tu calor
aunque estés lejos,

puedo escribirte poemas
en la madrugada,
de esos que hablan de amor.

Puedo ser tierno, sin blanduras,
imaginar tu figura,
cada detalle…













Mientras tanto

Insisto contra la violencia,
el maltrato, los desahucios…
Insisto contra la miseria
con signos de exclamación,

contra una soga que aprieta
y el hambre más acentúa,
contra la muerte que acecha,
el miedo, la desolación…

Insisto porque la justicia
no deje un interrogante,
insisto porque nuestras bocas
no queden nunca en silencio
lo mismo que cualquier hache.












En el desierto


Mueren los sueños,
arden al fuego;
ella un desierto,
sin agua, sin viento…

Buscando azules
fueron las rimas,

se fueron lejos.













Sin noticias de ti

Solo hubo un día, tan solo un día,
y descubrir que existías.
Solo hubo un día, tan solo un día,
y otra vida sin tenerte.













En la derrota

Soñaba vencer los miedos,
formar parte de tu vida,
cambiar el mundo contigo…

No te preocupes amor,
aprendí que en el camino
pocas veces ganaría.












Poesía o nada

Me alejaré en tu mirada,
ausente de cualquier tiempo,
igual que un triste payaso
con tu foto en el bolsillo,

y por las calles olvidadas
descubriendo que de mí
sólo querías los versos
serás otro amor fallido












Para que nunca te falte

Que no falte una sonrisa,
un recuerdo, una ilusión...
Que nunca falten caricias
y un beso cada despertar.

Hasta que se agote el aire
siempre serás mi pasión,
dejo en tus manos mi amor 
para que nunca te falte.













De buena tinta

Prevaleciendo en lo oscuro
culpable de mis desvelos,
eres como noche antigua
con sus perfumes nocturnos,

apuntalando los muros
que levantaron mis sueños,
sabiendo hoy de buena tinta
lo lejos que esperaba el mar;

bailando con nuestra verdad,
mundo que se hizo pequeño…
No volviste y lo demás
ya no fue querernos mucho.












Al amor

Escríbele a los campos,
a la belleza de una flor,
al azul de los cielos;

escribe tú que puedes
confiar al amor
esta noche por mí;

escribe a una ilusión,
tómame la palabra
con la paz de tus versos.












En el adiós

Si tú no estás
no habrá poemas,
ni sol, ni lunas,
ni estrellas…

Si tú no estás
sólo habrá sal.