31 de enero de 2015

A solas








En cuarto creciente

Por ti sigo mirando los árboles
sin saber que ando perdido,
crisálida seda, ansiada la espera,
absorta fascinación ante soplo de vida.

Por ti noche invasora
de melancólicos regresos,
dejo los restos cerrando heridas,
ya nada importa, te amo en mis sueños.













Kilómetro cero

Ante un paisaje cansado
la tarde sobre los tejados
guardando el tipo,

una vez más
despegar los pies del suelo
para verte en mis poemas,

queda lejos Nueva York
para encontrarte esta noche,
quedan lejos las promesas;

ante un paisaje cansado
de tardes sobre los tejados
será mi sitio.













Como tú

Voy a llenar la memoria 
con miles de tus sonrisas,
voy a guardar lunas llenas
y a desearte una vida.

Desde hoy voy amarte así,
así como tú lo quieras.














Do sostenido

Todas las notas en ti,
yo por las afueras 
surcando el aire, 

tan lejos del arte,
sólo tú me entiendes, 
de nuevo sonrío.














Sin darte cuenta

Ahora puedo desnudarte,
puedo nombrarte sin miedo,
puedo escribirle al deseo
que proporciona tu boca,
puedo sentir tus caricias;
y tú sin saberlo, distancia.













Mucho más

Mis labios junto a los tuyos,
sin más canciones prohibidas,
y no volver a extrañarte
por las calles de Madrid
caminando entre los charcos;

y atravesar multitudes
deseando estar en ti,
y abandonar las aceras,
los carteles, las esquinas…
no es sólo lo que soñamos.













Tras el cristal

Explicar las huellas,
las horas dolientes,
el pan cada día,
los verbos gastados,
el salto al vacío,
las penas sin red,

las leyes sin prisas,
la quiebra, el alejamiento,
los minutos de silencio,
las sospechas, el temor…
que no levante la mano
ni para decirte adiós.













Lo primero

Si me inventara una vida
en ella estaría tu luz
igual que un circo ambulante
en una tarde de invierno.

Si deseara unas alas
sería para irme contigo
y no pasar de puntillas
ante los ojos del tiempo.












1 comentario:

  1. Cómo me gusta tu hacer y la manera que tienes para quedarte en el alma.
    No dejes de escribir compañero. Tú tienes luz propia.
    Mi abrazo hasta allí

    ResponderEliminar