21 de marzo de 2016

Ante mis cinco sentidos








Palabras de amor

Al arte de conversar
darle sentidos,
al viento desilusión.

Vuelan las hojas,
con buena letra
escribo sueños contigo.













Celeste

Guardé secretos
en una caja de galletas
y los demonios de afuera
dejaron de ser pequeños.

Con pies de hielo,
por periferias de ciudad,
entre los restos
sin más noticias de ti.

Duele intuir
la tristeza con tu nombre
en esta noche apagada,
duele perder y no regresar.














Cristales rotos

Te busqué en halos de luz
donde el amor quedó aislado,
te busqué en horas prohibidas,
perdido por las aceras...

bajo los rastros de ausencias,
en la quietud de las cosas,
igual que a un hilo de vida
te busqué, siempre te busqué.












Desde una tela de araña

Siempre es hoy,
por alfombras
de regresos,
en páginas de una novela
de porcelanas
y oscuros muebles.

Siempre es hoy,
aprendiendo a respirar
cenizas de negras flores,
imaginando que aún puede
ser nuestro el mar.













Il cielo alla finestra

Perché nei tuoi occhi sono
il segreto delle mie notti
Lascio tutto per voi














Cómo anillo al dedo

Cuando dejó de llover
para extrañarnos de nuevo
se hizo tarde,

buscando atajos
las ganas se desprendieron,
detrás de un beso
siguió un olor a café.






“El mundo es como aparece
ante mis cinco sentidos,
y ante los tuyos que son
las orillas de los míos”.

(Miguel Hernández)