30 de octubre de 2016

Antes de que amanezca








Breve para dos locos

Como por arte de magia
sus ojos cambiaron mi rumbo
y en la cordura
todo lo escrito fue en balde.













Not surrender

Una derrota no basta
(en esta noche no)
Cada uno elige
y yo en el camino sigo
antes de que amanezca.













Miércoles negro

Alejamiento,
fuera de su alcance,
de tus extrarradios.

Mucho más lejano:
Hasta los infiernos,
hasta que se pudra.













Cuando los demás duermen

Cómo no imaginarte
sin decorar con un sol
en las paredes tu sombra.

Cómo no dedicarse
cada momento a escribir
por ti una frase de amor;

aún se mueven las baldosas
y me recuerdan tus labios
aquellos besos antiguos.













Vuelves

Corto es el vuelo
de las aves de ciudad,
cortas las alas
que me separan de ti.

“Y vuelves a atrapar mi tristeza
para esconderla en tu bolsillo,
para alejarla de mí”
como en Los puentes de Madison.













Manos libres

Te buscaré al caer la noche
en luces de nuevas sonrisas.

Te buscaré más que nunca,
antes que apaguen la vida













On no arriben els versos

Nunca olvides que serás
siempre libre como el viento,
libre como un sentimiento,
tan libre como mis palabras













Noviembre

Aquellos árboles, sus lugares,
las pisadas perseguidas,
las agrietadas aceras,
el olor de la vieja tienda;

y Alicia tras los cristales,
tras la libertad de un pájaro,
bajo un cielo gris…
tan gris como nuestra calle.













Entre hojas secas

Otra vez el corazón me delata,
hoy nada desearía más
que ser acento en tu boca;

y sentirte en cualquier lado,
a cualquier hora,
igual que al viento.













Paradise

Y el amor,
deshojando nuestras ropas,
tan libres para olvidar,
con una misma canción
sin saber como bailar…
era la vida.





"No soy nadie:
un sol rojo de otoño
se llevo mi nombre"

(Richard Wright)






No hay comentarios:

Publicar un comentario