6 de noviembre de 2013

Cuerpo y alma








Un nuevo día

Así te siento,
desde el trasiego y templanza
de versos que tierras labraron,
como lluvia que al caer
riega un campo de recuerdos;

así te siento,
en el sosiego de aquel 
olor a hierba mojada,
sobre cima del Moncayo
siendo guarida de vientos;

así te siento,
cuando el sol vuelve a nacer,
como días que vendrán,
siempre buscando la paz
camino de cualquier tiempo.













Amiga

Cuando te acuerdes de mí
seremos entre la noche
 almas libres por el viento
que el tiempo no se llevó,

seremos una mañana
disfrazada de colegio, 
eterno mundo de dos.
el sitio de mi recreo…

Cuando te acuerdes de mí
soltará lastre un pasado
experto de los problemas,
regresará la inocencia 

y aquella niña de ayer
 que no perdió la esperanza, 
sin dejar de ser pequeña,
 sin querernos separar... 

Porque distancia no habrá 
 que desate nuestros lazos,
llama a la puerta de al lado
cuando te acuerdes de mí. 













La estatua del parque

Al mundo expuesto,
sin ti me falta color, 
en un banco esperaré
verte sí hoy me visitas.

Soy la estatua callada
y fría que te observa 
desde su largo letargo 
de pálida piedra,

mientras tú, 
en telas de desamor 
sigues tejiendo que hacer
con el resto de la vida,

yo, voy con la mirada 
recogiendo muestras 
de tonos cobaltos,
zafiros, turquesas...

No se trata de alas rotas
ni corazones sedientos,
ni parecer una roca
sin alma que enamorar,

ni de ceder la palabra,
ni de elegir otro cielo
donde pintar tu sonrisa;
se trata de respirar

Suenan las campanas,
es un paisaje desnudo
tu sombra mientras se aleja, 
siempre lo fue,

en mi quietud soñaré
con nuevas puestas de sol
donde decorar tu piel 
de atardeceres magenta.













De mis sueños contigo 

Jamás nuestros cuerpos
se mostraron opuestos,
jamás nuestras manos 
se mantuvieron quietas
sin poderse acariciar,

jamás nuestro tiempo 
nos pareció tan eterno,
jamás nuestras ropas
conocieron tan cerca 
mayor deseo en la piel,

y sin querer amanecer
sorprendió la luz del día,
un adiós sin despedida
dejó tras de si otro sueño
donde podernos amar,

de vuelta a la realidad
por los oscuros portales
quizá seremos rivales
en una guerra de besos
como lo fuimos ayer.













Desnudo el cuerpo

Confieso que al cerrar los ojos 
mi vida se resume a ti
y aunque se evapore el mar 
o vista luto la luna
no dejaré de esperarte,

dispuesto a compartir los días 
contigo pacto un amor
que al cielo grita tu nombre
pues morir a estas alturas 
ya es más fácil que olvidarte.

Confieso que mi firmamento
es donde residan tus noches
de blusa roja, tacones,
citas perdidas y el miedo
de no volverte a encontrar.













Versos libres

Puede que se ponga el sol
y hagamos nuestra la luna
mientras canciones al aire
vuelen por robarte un beso,

puede que se pare el tiempo
y de a mi cuerpo dos alas
para escaparme contigo
aun más allá de los sueños.














Desnuda el alma 

Háblame, rompe el silencio
apenas con dos palabras,
que siga en mí tu recuerdo
más allá de estas paredes.

Llévate la soledad
que invade esta madrugada,
la noche no es Berlín
como la luna a los mares.

Háblame de otros lugares,
donde tu voz con el tiempo
no se confunda en la calle
con el ruido de sirenas.

Quiéreme, cuando tú quieras,
quiéreme ahora, mañana, siempre.













En el capítulo anterior

Quizá siendo mas jóvenes
seriamos romance infinito,
como un guion de novela,
al tropezar en alguna acera
y caer al suelo tus libros;

de esos amores imposibles
que tienen un final feliz,
bailando en cada farola,
deseando estar a solas,
juntos viendo amanecer.

Quizá no nos conocimos
porque pasamos de largo
y ninguno se dio cuenta,
o que de alguna manera
no fuese el día y la hora.

Quizá debía ser ahora
y ese destino era aquí
en un sitio diferente,
yo con la ilusión de siempre,
tú con los libros de ayer.














Ausencia

Ahora que no estás aquí
descenderé a los infiernos
y sin quererlo seré:
un alpinista sin pared
o escalón sin escalera,

la razón que se atrinchera
en túneles de desengaño,
un niño sin cumpleaños,
  calle desierta a las doce,

en historial solo un nombre,
el Santo Job sin paciencia,
unas gotas de tu ausencia,
la risa por no llorar; 

alumno sin recuperar
la asignatura pendiente,
pasado sin un presente,
un cuerdo sin su cordura,

besos faltos de ternura 
para dos enamorados,
como un amor olvidado
entre Romeo y Julieta,

una guitarra sin cuerdas,
las notas de una canción
que no alegra por alegrías,
hoy seré mala poesía
aun sin quererlo ser yo.














Un mar de dudas

Hoy sólo puedo quererte,
quererte de norte a sur,
reinventarme dos mil veces
y volverme a tropezar, 

porque no tenerte es llenar 
de versos un mar de dudas,
será beber la vida a tragos 
por los bares de Madrid;

porque no verte es buscar
con los párpados cansados
apuntes de una tristeza
en cuadernos de soledad.

Hoy ya no sé si llamarte
desde el tam tam del deseo
o desde un móvil impaciente
que está pendiente de ti. 














Febrero

Amor mío, quién pudiera
contemplar en las murallas
el descansar de las piedras
al compás de una habanera
bajo tu luna de plata,

esperando al nuevo día
quién te pudiera cantar
por tangos cualquier febrero
o ser aquel poeta en puerto
que dio sus versos al mar.

Quién te pudiera mirar
y desterrar para siempre
el miedo a no verte más

dibujando una sonrisa
en medio de un carnaval
por Mentidero o la Viña,
del Falla a la Catedral.

Quisiera anclar los cerrojos
si así niña de mis ojos
no dejaras nunca
de estar conmigo,

pasear por la alameda
en tardes de primavera,
cuanto tesoro escondido…

pintar un sol de poniente
y luego en el pelo prenderte
clavel de Plaza las Flores.

Quién te pudiera sentir
entre la espuma y la sal,
quién pudiera navegar
llevando rumbo hacia ti,

y al cielo echar a volar 
velas a un viento
de levante por llevar
luz a mis sueños.

(A Cádiz)












Donde quisiera

Mi mundo es como un atlas
de trazos escondidos
y por sus puntos cardinales
siempre me lleva contigo. 

Tu reino figura en mi mapa, 
donde cada sentido
va inaugurando lugares
de apasionados motivos. 





"Si se apagaran las luces
sería una brillante fiesta
quedarme ante tu mirada"