18 de diciembre de 2020

Un poema y tu sonrisa







Mi corazón

Viene y me lleva
a descubrir tu nombre,
a un paisaje interminable
con aromas de azahar,

trae tu belleza
ceñida al cuerpo,
a un deseo irrenunciable
que ni en mil noches soñé;
 
intacto a nuestra verdad

escoge el momento,
juega con las manos,
me clava en tus ojos,
se niega a esperar...

clama silencio,
rompe en las bocas
de un primer beso
aún con sabor a café.













Y la noche fuera

Nos encontramos en un beso,
y sobrevolando la alfombra
con la premisa de amarnos 
pronto aterrizó la ropa 
más allá de tus tacones.

Nos aprendimos el cuerpo 
palmo a palmo de memoria,
fuimos caricia en la piel,
de cada poro su aliento;

un plural interminable 
buscando el amanecer,
prólogo ardiente
en las sombras,

y desvestimos poemas 
el gusto, tacto, el deseo...
de volver a querernos tanto, 
tanto como sucediera
la primera vez.













Resiliencia

Por dónde vine no iré,
seré tu poema,
en un bolsillo esperanza,
en el otro los recuerdos.

Si te vas a enamorar...

Son cuatro letras,
como la vida misma.
Son cuatro letras,
y tu nombre mi secreto.

Hoy en cada pincelada
que dejé el sol al ocultarse
una sonrisa dibujada
verás cuando piense en ti.













Ocho planetas y tú

No hay verso suficiente,
quiero aprender a tu lado,
ser la noche que te envuelve, 

quiero salir de tu mano
por las mareas soñadas,
amarrarme a tus palabras,

y desvestir los deseos,
incendiar el universo
como en un sueño infinito.

Habla de fuego,
pasión, de besos...

habla de ti esta poesía
y quiero decir amor













Adiós tristeza

No pienso mirar el mar sin ti, 
ni cantar atravesando olvidos,
tan solo pido tu risa
en esas horas nocturnas
cuando se enrosca en mi cuello
la ausencia de algún abrazo.

"Llegado el momento,
decir que no me haces falta
sería mentirle al mundo"













Porque te siento

Has de saber
que si tus ojos me miran
arden las noches de invierno,
pasión, locura que incendia
la piel cuando nos amamos

Brinda, seduce la vida,
el vaivén de tus caderas
y una sonrisa en el aire
por respirar cada día. 
 
Eterna belleza
entra sin llamar,
traspasa los huesos...

Has de saber
que nadie mueve mi corazón
como tú,
imagínate con besos.













Love conquers all

Desnudos los sentidos
llegando al final del día
te arroparé
saliendo de puntillas,
y soñaré
que sigo envuelto
en tus brazos,
que me confundo
en tu cuerpo
con las gargantas
del mar, 
que no habrá mejor lugar
ni más bello el universo
que cerca de tus lunares,
que estoy sumido en el arte 
de hacer la vida contigo
en lienzos aún por tensar,
que la razón de existir,
mi amanecer, lo querido,
lo que no ha sido y será 
comienza y acaba en ti.













Quererte siempre y un día más

Gracias por las madrugadas
que llenan mi soledad,
por dejarme imaginar
una isla ante tu roca
y quedarme dentro.

Gracias por ser tan gigante,
por convertir en pequeños
mis poemas al desamor,
escuchar al corazón,
perdonar y confiarnos.

Gracias por ser la respuesta
de volver a enamorarnos,
al perpetuo calendario
donde los cinco sentidos
sueñan viajar sobre ti.

Desordena mis palabras,
ponlas como tú prefieras,
nada mejor
que refugiarme en tu boca.













Entre las cuerdas

Voy a pedirle a la noche
un sitio en tu corazón
y amaneceres de seda
por el mapa de tu piel.

Aprenderé sus lugares,
no quedará ni un rincón
de los pies a la cabeza
que no conozcan mis manos.

Aprenderé a hablar más bajo 
hasta que escuches tu nombre
al filo de las caderas
cuando me pierdo.

Para ti serán mis lunas
oídos de tus palabras.
Para ti limpias mañanas
en que creer;

y si vinieran  por mí
inventa un nudo 
con tus piernas,
guárdame en una canción, 
guárdame dentro…

¿Cómo no dar la vida 
por un sueño?













Desar(te)

Quiero el sabor de tus labios 
y uno tras otro
besos que nunca nos sobren,
sentir de tu desnudez
en mis manos la belleza 
que ante mis ojos provoca,
que ponga mi corazón
por ti el cartel de cerrado.

Quiero tu cuerpo aprender,
la medida entre mis dedos
al modelar tu cintura,
en tu boca sonreír,
no despertar de este sueño.
Porque tuya es mi razón
toma el ferviente deseo, 
si tiembla el mundo
abrígame con tu piel,
y que el amor haga el resto.













A Bell

Que la vida nos encuentre
siempre nombrando al amor
y a todo aquello que amamos.

Que la vida nos encuentre
a cada paso que damos
en un abrazo a la carrera,
compañeros de viaje,
en los versos de un poema...

la afinidad, nuestros cuerpos
sin efectos personales,
los silencios, nuestras manos,
en un corazón de tinta
con dos letras junto al mar.













Hasta los huesos

Prevaleciendo en lo oscuro,
amante de mis desvelos,
la luna sobre tu piel
cambió mis tristes poemas
por infinitos  “te quieros”

Después de tanto desear,
en los aromas nocturnos
imaginarme en tus brazos...

Mi amor eterno,
ahora que te pertenezco,
renuncio a mi libertad
si es la condena tus labios.













Principio y fin

Amaneció, dulces aguas,
vertiginoso descenso
atravesando montañas
hacia el profundo deseo
de tu océano.
Amaneció amor adentro,
hasta subir la marea,
hasta romper con sus olas
y desbordarse en mis manos.

Amaneció, entre las flores
sentí tu respiración,
la vida en estado libre,
la piel que amamos...
Hoy no quiero más colores,
ni otros valles, ni desiertos;
Mi única tierra
tu cuerpo.













Lejos del mar

Dicen que todo 
es según el color
del cristal
con que se mira,
y yo mirando tus ojos...

Llévame, 
aún quedan lunas 
por sonreír
buscando al sol de Bolonia
acariciando las dunas.

Llévame,
que traigo el alma desnuda
vagando por la ciudad
y tu cuerpo entre la espuma
navegando en la memoria

Llévame, 
que muero por un beso tuyo,
que sin sabor de tus labios
no hay calles  que  den al mar,

Llévame…
Dicen que no hay mal
que cien años dure.
Dicen que la vida
son dos días
y patas arriba la mía 
vive soñando contigo.













Algún día es mucho tiempo

Perdona que no te escriba,
que hoy no derrame las letras
de un poema por tu piel
prendiendo hogueras de miel
al descender por tu espalda

Preciosa mía,
bella en tu rojo vestido,
abriendo paso al amor,
bajo la luz de la luna
ahora nos toca volar...

Qué el tiempo es vida,
qué las caricias son oro,
qué lo eres todo
y todo en mí es mucho más
que amarte en unas palabras.













Versión reducida de dos

Atravesando la vida,
la vida nos sorprendió
en el hueco de un abrazo,
para comer de un bocado
los años antes perdidos

se perdonaron las dudas,
los errores cometidos,
compartimos los suspiros,
buscamos cada mirada.

Hoy para ser feliz
necesitaría tus manos
como raíces de un árbol
al que aferrarse la vida,

necesitaría tus mañanas
su luz en mi despertar,
tu savia nueva cada día;

que la distancia 
no fuera abismo
por donde siempre cayera,
que una llama no prendiera
en otra hoguera de olvido.

Hoy para ser feliz
necesitaría los besos
de ti colmando mis noches,
que aflojaran este nudo;

necesitaría una ventana,
desde tus ojos mirar,
formar parte de tu mundo.

 Sin darme cuenta
el corazón se ha rendido
presa de antiguos paisajes,

ella en su rojo vestido,
yo entre vanas elocuencias
luciendo mi peor traje…

 “A veces contra un calendario
puede más nuestra pasión
y hay amores para siempre”












Besos pendientes

Dime que nunca te irás
de mi vida,
dime que te quedarás
a compartir el mantel
y algún álbum de familia.

Llena momentos sinceros
mientras los años perdidos
sin conocer un final
contigo desaparecen.

Dime que alinearon
en acuario los planetas,
que serás mi otra mitad,
mi futuro,  mi presente...

que a medio segundo de ti
distingue mi voz tu sombra,
que tu corazón me nombra,

que llegarnos a encontrar
no es solo cuestión de suerte.












Lo que me dicta su boca

No conocieron mis labios
mejor lugar donde aprenderse
cada beso de memoria.

No adiviné ni su edad
y ya hice planes
para los próximos cien años,
ya me imaginé en lugares,
junto a su risa...

no eran lejanos sus dedos
formando círculos,
la hierba recién cortada,
un nuevo día naciendo
de un mes cualquiera sin prisa.

Qué le voy a hacer,
si solo con oír su voz
enciende mi corazón
y hay en la vida
algo más que respirar.

Qué le voy a hacer, 
si en cada nueva poesía
ella es el aire,
mi otra mitad.













Tránsito

De imaginarte conmigo
en apagadas ventanas,
donde encontrarse de cerca
nuestra pasión postergada.

Por deshacer las maletas,
 quemar los versos gastados 
y los cuadernos viajeros
sin ver la noche en tu piel.

 Por traicionar a la luna
para besarnos descalzos
y silenciar malas voces
de amores que nunca fueron…

a un punto y final
perdemos los dos.













Todo es ahora

Quiéreme como a la tierra,
con las manos del deseo,
creciendo por dentro.
Quiéreme convertida en fuego,
quemándome el alma,
lejos de un poema.

Quiéreme, al vaivén de tu marea,
enloqueciendo a la luna,
después de amar
atravesando la piel.
Quiéreme, nos inventaremos alas
para salir a volar.













Carpe diem

Como la luz del nuevo día,
formando un lienzo
de círculos por tu espalda,
de manantiales, afluentes,
ríos que se desbordan
al tono verde de tu mirada...

Brillo ideal 

Revivo el arte
con un amanecer en tus manos,
solo tu cuerpo,
sin cambiar nada, sin ocultarse,
viendo colgar de una lámpara
ligeras muestras color azul.

Siempre deseo pintarte, 
siempre, probar tus labios, 
y lo demás.













No preguntes si te espero

Fui escribiendo tu nombre
calmando mis tempestades,
apresurando las horas 
me evaporé en los cristales
ante la ausencia de aliento.

y fui lluvia de extrañarte,
fui nostalgia, fui silencio...
A veces duele el amor,
como a la luna y al sol
lejos de verse.

"El aire es inmortal,
la piedra inerte..."













Aquel que no se cansa de mirarte

Sonríes como un sol
vertido en la montaña,
abarcas las estaciones
de los pies a tu cabeza
desabrochando al amor,

y apareces en un verso

"...viendo el romper de las olas 
contra el muro de sus piernas"
y quiero ser mar.













En mitad de la nada

Borraste mi soledad, 
cada adiós y cada herida,
cada maldito poema
escrito lejos de ti;
me enseñaste a comprender
que no hay puerta de salida
si no se acaba de entrar,
que aún existen los milagros...
de tanto soñar, de todo lo amado,
soy náufrago en la ciudad.













11:11

En esta hora mis ojos
son el deseo en tu espalda
de años sin verse,
de ansiar tus labios.
En esta hora en mis manos
hierven las venas,
cerca del cielo,
por tus rincones escondidos.
En esta hora
quema la respiración,
fuego que aguarda 
toda una vida, mi suerte...
lo más querido.













Sesenta segundos

Pido perdón a los vientos
por resistirme al olvido,
antes que seas recuerdo 
caminaría mal herido
aun cayendo en el intento.

Pido perdón a los vientos
por haberte deseado 
en todas formas verbales,
bajo velas de balandros,
por las calles y portales...

por soñarte cada día
al amparo de unos versos,
del Vesubio y sus cenizas,
entre la sombra de almendros,
por las antiguas ruinas...

Esperaré en mi ventana 
que la luna nos encuentre
“ogni minuto senza di te, 
ma ti amo per sempre”







1 de diciembre de 2020

Amantes tiene la luna








La mujer del baile 

Deseaba escribir un sueño,
ser cada letra en su piel;
deseaba la soledad 
de aquella luna de marzo
tanto besar su sonrisa
que se encontró con el día
al sol en su movimiento

y el tiempo de su figura
retrocedió algunos años,
la orquesta seguía tocando...

Ella fue literatura
y al amor de sus amores
nunca quiso llevar flores
para no verlas morir.













Tres deseos

La vida no está completa,
necesito tu sonrisa
y en las curvas de tu cuerpo
el transitar de mis dedos.

Anochecer en Florencia

Antes de amar
por ti los sueños,
por ti mis torpes
pasos de baile.

Mejor final

Ahora  que me falta el aire
 me quedaré en esta historia
donde nos quiera llevar.













"Vuelve a llenar 
tu mirada
mi vaso casi vacío"








Fin de semana

Por ti llené
las dos copas vacías
que la vida
olvidó sobre mi mesa,

y tu cuerpo me enseñó
a no escribir más poesía
que amar tu risa.

Duele el silencio
de un domingo sin tu voz.













El olvido

Esperaré contigo amor
que caiga la noche;
como huella en la arena,
como gotas de agua de un río
que caen por dentro,
que a veces suenan,
como el lamento
de haberme perdido
parte de ti.

Esperaré contigo amor
la hora de dormir
como tantas veces,
imaginando un mañana,
una voz que me canta
peinando canas,
sonriendo siempre,
donde tus besos
aún recordaban mi nombre.













Summer lady

Te busqué en halos de luz
donde el amor quedó aislado,
te busqué en letras prohibidas
perdido por las aceras;

bajo los rastros de ausencias,
en la quietud de las cosas,
igual que a un hilo de vida,
como un amante a la luna
te busqué, siempre te busqué.













Cartas a Janis

Los mismos sueños,
las mismas calles
ardiendo bajo los pies,
poco ha cambiado;

arreglaron las aceras,
al final de la avenida
ya no hay periódicos,
y como entonces
"summertime"
suena en la radio.

Vuelta al amor,
antiguas letras,
igual que ayer 
alguien te ha escrito,
nunca hubo tiempo marchito
en las flores de tu pelo.













Aires de La Habana

Para que nunca te fueras
cambié los muebles del salón
esperando mejor suerte,
me deshice de silencios
y algún que otro desvarío;

también tiré a la basura
del amor su caja negra,
antiguas lunas crecientes,
y faltas de ortografía
que un día tuviera contigo,

por regresar
a las calles de tu barrio,
ser aquella primavera
donde Pau cantaba a su flaca,
cerca del mar.













Al caer la noche

Ahora que nadie me lee
buscaré un soplo de aire
que traiga la inspiración;

entraré sin avisar
caminaré de puntillas.

Todo en calma

para dibujar estrellas
y dos corazones celestes,
para escuchar la marea
bajo una luna creciente
y desnudarnos el alma.














Próxima estación: Tu boca

Las cartas no predijeron
que en medio de este viaje
me encontraría a tu lado
conjugando el verbo amar;

al brillo de tu mirada,
sin ataduras ni discursos,
en las líneas de unos labios
que aún me queman.


"...y si hablamos de poesía
conocerte fue la más bonita"








De la belleza

En la piel de las estatuas
detenerse en el silencio,
y que regresen sus ojos,
su cuerpo frente al espejo,
como tratando de ver
que nada nos pertenece.













La invitación

Una vez más
la noche dio rienda suelta
ante su eterna belleza;

la vida con su sonrisa,
el mundo fue por sus besos,
el cielo supo esperar.

Una vez más
canta Chavela, 
se detiene el tiempo.













2050

Si nos sorprende el invierno
deshojando el calendario,
si nos acechan recuerdos
que colorean tus manos,
no dejes de hablar;

porque es momento
de escuchar nuestras voces
aún desnudas
a través de las persianas

y acordes de algún bolero
que en otro tiempo bailamos,
cuando pudimos ser nada,
antes de querernos todo…
treinta años atrás.













Noviembre ante los ojos de Venus

Anda perdido entre curvas
con razón algún motivo
incendiando cada sílaba 
hoy entregada a la causa,

guarda geométrica figura
todo el calor contenido
oculto bajo unas sábanas
de vértigo y tentación,

clama el deseo que anida
entre unos labios cautivo
y a tus encantos rendido
no pulsa el botón de pausa.













Resaca

Sigo las noches que llevan tu nombre,
sigo tus pasos con la creencia
de un idiota arrepentido.

Lavo mis ojos con agua de mar
mientras tus peces
viven conmigo.













Blackout

Verte, volverte a ver
esconder un sueño,
decorar los días.

Porque las bellas canciones
son tristeza
nadie se atrevió a escribirle
a tu sonrisa.

Verte, volverte a ver
de sombra alargada,
con sueño atrasado.













Quizá mañana

Que mal sienta este frío
a los romances corazón,
tal vez no valga la pena
los cubiertos en la mesa
ni unas velas encendidas.

Cuando sobran objetos
y veinte peces de colores
será que nos echa 
en falta el amor.

No más despedidas,
ni inviernos sin flores...

Quizá mañana den sol.













Punto de fuga

Ahora que está limpio el cielo
y en los tejados resplandecen
anuncio de un nuevo día,

distingo el color de tus ojos
sin lunas de escaparates
con incitante desvelo;

lejos de turbios lugares,
de absurdas fiestas mentira
y torpes pasos de baile.

He vuelto a mirar tu foto
(será la enésima vez)
la que sonríe a la vida.

Es tiempo de amar,
de renovar cortinas,
de vender las acuarelas,

tiempo de elegir,
de vaciar papeleras
y volver a escribir,

tiempo de reivindicar
aire para quien respira,
de pinturas sin final,
sin espejismos.

Ahora que las canciones de amor 
hablan de ti,
ahora que el tiempo ilusiona,
nos queda tanto por hacer...













Días que vendrán

Vamos a ocuparnos
de reparar corazones
con las viñetas en blanco,

si hay que beber, bebamos,
mezclemos besos con ron,
regresaremos andando
de innumerables paradas;

 en las fiestas de guardar
salgamos de nuestro agujero
a rescatar del ayer
su máscara sonriente

Vamos a llevarnos
la libertad de lo puesto,
borrar los años sin suerte,

y si una lagrima llegase a caer
en la acuarela de un río
la guardas;

líneas de vida,
ilusiones venideras,
prendida mente viajera
al fuego de nuestros labios.













De la música

En tu belleza absoluta
no esta exenta la cordura
y si locura es quererte
es mi deseo y mi suerte
anclarme de tu cintura;

en la memoria las manos,
por encontrar tu figura,
y en las alturas descubrir
que todo gira en torno a ti.













Bajo la luna de Siwa

Así, de golpe
el viento borró las huellas,
por las arenas
los blancos atavíos
se oscurecieron;

y nos amamos 
en el anochecer de otros mapas,
ante sus aguas,
probando el cielo.













Magic

Amor, billete de ida,
danza de una bailarina
sobre una caja de música.

Amor, castigó el tiempo
sin darle cuerda
y a mí me dio por escribir

"Amantes tiene la luna
que sostienen su mirada"













Pendientes del cielo

A veces 
perdemos la cuenta
hasta ser de nada
ni nadie, 
insignificantes,
partiendo de cero;
flotando en el aire
amores, desilusión,
lo que nos llevamos,
lo puesto...
—Dame una sonrisa
y te llamaré futuro.













Por amor al arte

Deseo envuelto en canciones,
pinta un rojo atardecer,
llena mi espacio,
y al reclamo de tu voz
despojamé del silencio,
apuramé,
sobra quietud en mis dedos;
Amo tanto como vivo
caminar sobre tu piel,
por los rincones ocultos,
todo tu ser,
cual diosa Venus de Milo,
y yo que te pertenezco.













El amor no queda tan lejos

Cualquier momento perfecto
aunque no sea divertido,
si lleva tu aroma el aire
a recortar la distancia,

con la esperanza
en lo inerte del que se sienta
a contemplar los aviones
sin un sitio donde ir.

Debería saber distinguir
entre música y fracaso
para entender mis errores,

debería dejar de beber
tanto cóctel de palabras,
y tomar oxígeno.

Nos dista hoy un cielo hostil
sobre bailes de disfraces,
nos dista un paso adelante;

cualquiera de las canciones
desde mi sombra a tu calle
sin ti no cuentan.













Efectos secundarios

Sin ti
no vale la pena ser libre,
ni manantial en la boca,
ni lunas que imploren perdón.

Sin ti
no hay figuras en el techo
revoloteando dos manos
ni magia que desnudar.

Sin ti 
tengo mareas de invierno
para inundarme los ojos
y duele hasta respirar.

Sin ti
no hay nada más infeliz
que subirse a las alturas
y no caer en tus brazos.













Demasiadas canciones
nos echan de menos

Le puse nombre a un poema
para hacerlo suyo
y sobre los tejados asomó la luna
para no dejarme solo.

¿Quién eres tú?
—preguntó al verme—.
qué aguardas otra estación
o en otra vida si hubiera,
que de ella es la inspiración,
en cada nota, en cada cuerda…

Entonces me hizo comprender 
que hay que luchar por los sueños,
que no se vive solo de amor.













Altos sueños

Corto es el vuelo
de las aves de ciudad,
cortas las alas
que me separan de ti.

“Y vuelves a atrapar mi tristeza
para esconderla en tu bolsillo,
para alejarla de mí”
como en Los puentes de Madison.













C'est la vie

Dime si quedan cenizas,
entregado el corazón
siento de hielo.
Dime si quedan 
flores ahí fuera,

alguna sonrisa,
colores al atardecer,
sueños de abril
pintando el cielo.

Será que es de soledad
y frío la habitación,
será que no estás conmigo, 
que añoro besos de ti
con los que abrigarme.

Aún te llamo, aún te siento,
de mis insomnios
te has vuelto a escapar

...y  nos sobró tanto amor
que no cabe en una frase.













Las cosas que no tiramos al fuego

Es un suspiro profundo, 
como una gota al caer,
en apenas un segundo 
viene y se va la vida,
ante nosotros deprisa
no se detiene el tiempo.

Gira sin cesar el mundo
y en lo que deja el ayer
nunca vemos el futuro,
tantas horas perdidas
por encontrar la salida,
escondido sentimiento…

Dame una oportunidad,
dame apenas un momento
para expresar lo que siento,
sólo un minuto más... 

Que el roce de tu cariño
se convierta en algo eterno,
que tu voz no sea silencio
y ahuyente esta soledad.













La cara oculta

Nunca dejó de escribir,
aun sabiendo que 
le gustaba más leer
lo que decían otras manos.












Eres el aire

Cerca la noche,
puertas abiertas,
un soplo de libertad.

Cerca, en los labios
dulce presencia
tu nombre en esta poesía.

Donde los besos.

Oigo suspiros,
voces que siempre devuelven
algún tiempo más feliz,

y tú a cada instante,
mientras sigo respirando
contigo dentro de mí.













Habitación con vistas

No imaginas lo que son 
más de dos días sin ti

cuando duerme la ciudad,

sin la luna en las aceras 
haciendo planes contigo.