9 de enero de 2014

Versos al aire





“Nunca olvides que serás
siempre libre como el viento,
libre como un sentimiento,
tan libre como mis palabras”







Primera parte/sin ti

Siempre quedarán paisajes
y amores que no tuvimos,
nos quedarán primaveras 
donde deshojar "te quieros",

llegará un  nuevo febrero
para soñar con más fuerza.
Todo se puede cambiar,
todo, si tú lo deseas.

Siempre seremos del aire,
de océanos, valles y cielos,
seremos pies en la tierra 
recorriendo los caminos,

abriremos los sentidos
a las cosas más pequeñas.
Todo se puede cambiar,
todo, menos tu belleza.













Futuros intactos

Necesitaría tus labios
para creer en milagros,
volver a besar despacio
y nunca más a escondidas.

Necesitaría tus manos,
acariciar las edades,
y en los futuros intactos
dejar de ser invisible.

Necesitaría tus ojos 
conmigo al caer la tarde
para saber que es posible
ver lo mejor de la vida.













Stella

Ti porto nel mio cuore,
per te do la mia libertà,
senza di te non voglio volare
né camminare nella vita.

Come in un sogno d'amore
quando la notte è più bella
portami la luce della tua stella
e dalla mia terra la poesia.













Sol de invierno

Hoy he decidido, 
tirar al mar los poemas
escritos sobre la arena
desde un lejano destierro, 

y tras tus huellas renacer
mirando siempre adelante,
despacio como un gigante
de paso humilde en la tierra,

sin rendición ni cadenas
que pudieran detener,
con la ilusión de saber
que seguir es lo importante.

Hoy agradecido,
brindaré al cielo por ti
y a un futuro por venir
contigo soplando velas.













Mía

Perdóname, sé que últimamente
no te hago demasiado caso,
y no es precisamente porque no te quiera,
tú me hiciste sentir, volar...

Siempre estuviste conmigo, 
en la alegría, en la tristeza,
siempre tú mi fiel compañera...

la que sigue aquí, inmóvil, 
apoyada en la pared, sin decir nada
y tan bonita como la primera vez.

Te miro, comienzan a fluir sentimientos,
no puedo resistir la tentación ,
me acerco a ti...

bajo lentamente la cremallera
y queda ante mí al descubierto
tu cuerpo, tus prominentes curvas,
ya no puedo parar…

deseo tenerte entre mis brazos,
suave, sintiéndote, contra mi pecho,
hasta que el sonido de tu voz
rompa el silencio 
y se funda con la mía.


Ya nada ni nadie podrá separarnos,
estaremos juntos y mientras viva
mis manos te van a cuidar, jamás
te abandonaré, y cuando vuelva 
no dudes de que afinaré siempre
de nuevo tus cuerdas.













Istar

Pensé bajarte la luna
sin darme cuenta que era
más bonita tu sonrisa.

Pensé regalarte un cielo
para quererte en la tierra
buscando un amanecer;

ya lo ves, en este día
mis versos pensando en ti,
y se amotinan los besos
que hoy te daría,

ya lo ves, en este día
donde un deseo es feliz,
pide continuidad al tiempo
en mí tu alegría.

Del sur los vientos
me recordarán
presente por tu mirada,

del firmamento
tu nombre al soñar
mil noches sobre tu piel.













Punto y seguido

Tengo una eterna sonrisa
por si alguna vez te viera
regalando días de sol
y largas noches de verano.

Tengo hoy ardiente contigo
siempre cercano el deseo
y lejos de ti mil besos
sin tiempo que respirar.

Tengo viva en la memoria
de aquellos ojos la luz
continuamente azulando
todos los grises del alma.

Tengo que poner las penas
en el desván del recuerdo
y  al corazón candado
con llave que guardes tú.













A cuenta

Ven, ocupa el vacío,
que rastros de tinta
descubran si existes,

que azules mis dedos
no colman anhelos
por mucho escribirte.

Ven, del pensamiento
a vestirte de encuentro,
sé la consecuencia,

tú, mi bella ilusión
que siembras amor
con besos a cuenta.













Algo más tarde…


Después de la lluvia no la volví a ver,
como si se la hubiera tragado la tierra,
igual que un saqueador de bancos, 
después de la lluvia desapareció...

Ahora cuando pienso en ella 
cada día es más oscuro
y siento no escribir poemas.



 Acompaño a la vida más allá de la mitad 
sin nada nuevo en este entorno, 
dicen que tiempos buenos llegarán,
y dicen, dicen...

Mientras mis pies en el suelo 
hoy tienen poco que perder, 
caminos aún sin recorrer,
cuando ella quiera vendrá conmigo.













A cosa hecha

Siembro esperanza,
con estas manos 
siembro unos años más
por si cosechan
de mejor suerte.

Pido un instante contigo 
aunque sea de palabra,
y así te nombre mi boca
a cosa hecha,
para tenerte.













Al abrir los ojos

Pienso y a veces contemplo
vender mi alma al diablo
a cambio de tu mirada,

ya sé que sigo lejos,
y por ti fabrico alas
para salir a buscarte
si no maldigo nubes.

Aprendí ante el espejo
a reír cada mañana
y ante malos vientos
a refugiarme en canciones;

encontré mi mente perdida
buscando un vuelo
para emigrar a tu boca,

para enredarse en tu pelo,
habitar en tu sonrisa…
quedarse dentro.

















Tiempos revueltos

No nos miramos como antes
ni rompe el ruido algún beso,
hoy no me buscan tus manos
ni hay nada que celebrar,

ya sobran tantos rodeos
y ese cariño aparcado
esperando en doble fila
cada día más distante,

nos sobra tanto silencio
que ni letras de boleros
esta vez le servirían
 a un amor tan averiado.













Para no olvidarte

Trae al menos la paz
a mis oídos
arrójale a mi noche
tu mañana,

si alguna vez amor
pasas de largo
más allá de tus brazos
no habrá vida,

no cambies tu color
con rosas negras,
no pierdas la ilusión,
aún tengo sangre
para teñirlas.













Vuelta a casa

Recordarán mis manos
siempre de ti los acordes,
recordará el silencio
tu intimidad con resonancia
y a veces a media voz.

Por regalar tanto amor
recordará cada día,
tu nombre es canto, es poesía
donde mi historia se escriba.













Mi musa

Deja que me declare
insumiso al olvido,
déjame pasear
por las calles de tu barrio,
ser púrpura atardecer,

casi invisible
sin hacer ruido,
tú de papel,
y no besarte
por miedo a borrarte.













En cuarto creciente

Por ti sigo mirando los árboles
sin saber que ando perdido,
crisálida seda, ansiada la espera,
absorta fascinación ante soplo de vida.

Por ti noche invasora
de melancólicos regresos,
dejo los restos cerrando heridas,
ya nada importa, te amo en mis sueños.













Mucho más

Mis labios junto a los tuyos,
sin más canciones prohibidas,
y no volver a extrañarte
por las calles de Madrid
caminando entre los charcos;

y atravesar multitudes
deseando estar en ti,
y abandonar las aceras,
los carteles, las esquinas…
no es solo lo que soñamos.













Tras el cristal

Explicar las huellas,
las horas dolientes,
el pan cada día,
los verbos gastados,
el salto al vacío,
las penas sin red,

las leyes sin prisas,
la quiebra, el alejamiento,
los minutos de silencio,
las sospechas, el temor…
que no levante la mano
ni para decirte adiós.













Donde no llegan los versos

Seguir las huellas de antiguos caminantes
y en aires mediterráneos respirarte,
que te visiten mis ojos
 como sol sobre tu piel.













Autorretrato

No siempre fui lo que escribo,
ni tan siquiera lo que pienso.

Sigo aprendiendo
a no torcerme en los guiones,
a dibujarte con palabras;

sigo ofreciendo todo por nada
aunque no siempre
ganen los buenos.













En medio del caos

Tanto deseaba encontrarte...
y faltaron años.