13 de enero de 2014

Es la lluvia...








Puerto dulce

Es la lluvia...
y saber que estoy sin ti
cuando pronuncio tu nombre.

Es la lluvia...
hace que esta tarde gris
más puedas echarte de menos.

Es la lluvia...
ahora tan lejos del mar
camino de puerto dulce.

Es la lluvia...
la que te oculta detrás
de una cortina en el cielo.














250 noches

Te busque entre los silencios
de cada punto suspensivo,
en los rincones más íntimos,
perdido en la madrugada...

desvele mis intenciones,
los sentimientos contigo,
te busque de piel y hueso
hasta llegar a quererte.

Porque antes de ti no existía
un libro en blanco infinito 
donde construir mis manos
frases llevando tu nombre,

ni despertaba mi mente 
la memoria de tu boca,
ni imaginaba tus besos...
antes de ti no había nada.

De compartir soledades
la luna aún tengo guardada
junto a estrellas que robamos
doscientas cincuenta noches,

fue tanto que nos contamos
que conoció tu sonrisa
anunciando un nuevo día
y mi ilusión por tenerte.
















Volver

Me arropaba cada noche
bajo un azul de ilusiones,
a ojos del mundo pequeño,
temiendo en la oscuri
dad,

y una lámpara encendida
desafiando los miedos
a las sombras batía en duelo
mientras se hacían gigante

Tenia cien indios de plástico,
mi gran equipo de chapas,
y una madre en la ventana
de un barrio aún por explorar

donde me creía un pirata
mientras pisaba los charcos
pegado a una gran mochila
repleta de tanto asombro. 

Cuando era niño no pensaba 
que era niño y sonreía a las fotos
tras un arsenal de preguntas
con prisas por ser mayor,

y mil respuestas escondidas
se mezclaban con sabores
entre algodones de azúcar
castañas, pan y chocolate.

Cuando era niño no esperaba
que en el camino tan pronto
volarían sin cautela 
las agujas de un reloj

para encontrar la salida,
y con nuevas canciones
llamando a mi puerta
la guitarra a la mañana 
le habló...de libertad.













Dos extraños

Hoy para ser feliz
necesitaría tu
s manos
como raíces de un
árbol
al que aferrarme a la vida,

necesitaría tus mañanas
su luz en mi despertar,
tu savia nueva cada día,

que la distancia 
no fuera abismo
por donde siempre cayera,
que una llama no prendiera
en otra hoguera de olvido.

Hoy para ser feliz
necesitaría recuerdos
de ti colmando mis noches
que aflojaran este nudo,

necesitaría una ventana,
desde tus ojos mirar,
formar parte de tu mundo,

que no secara mis labios
la soledad de esta espera,
que alguna vez me quisieras 
y nunca ser dos extraños.












 
Sin prisa

La vida espera por ti,
vida que no tiene prisa,
vida al cumplirse d
eseos, 
ante felices miradas...

Salta, baila, vuela,
entre estas cuatro paredes
dale a los días color,

tú que con sólo una sonrisa
dices más que mil palabras,
como una luna brillante

o el sol por la habitación.













Flor de un día

Nos encontramos en un beso,
y sobrevolando la alfombra
con la premisa de amarnos 
pronto aterrizó la ropa 
más allá de tus tacones.

Nos aprendimos el cuerpo 
palmo a palmo de memoria,
fuimos caricia en la piel,
de cada poro su aliento,

un plural interminable 
buscando el amanecer,
prólogo ardiente
en las sombras...

Me dejaste tu recuerdo 
en el espejo del lavabo,
después de querernos tanto, 
tanto como si fuera 
la última noche.













Fin

Sin darme cuenta
el corazón se ha rendido
presa de antiguos paisajes,

ella con su mejor vestido,
yo entre vanas elocuencias
luciendo mi peor traje,

siento tan cerca la hora
que sin motivo ni musa
pondré fin a mis poemas,

y en esta cita con nadie
si existe banda sonora
es la lluvia.






En pocas palabras







Cita con la vida

Encuentra sentido
la vida ante una cerveza,
y a cada latido si ahora me toca.

Lejos perdido
y estaba cerca el amor,
tan cerca de su boca.












 
Nuevo estado

Dejo mi vida en tus manos
por si aún recuerdas
que a tu lado soy feliz,

para quererte a diario,
sin leyes, sin horarios…
buscando otra primavera
mi estado es pensar en ti.












 
Ojos negros

De ahora en adelante
dibujaré con destreza
la mejor de tus sonrisas
para enamorar de nuevo
cada día al despertar...

me colgaré en tu mirada
para el resto de la vida,
cautivo en tus ojos negros,
eterno como una roca.











 
Debilidad

Dame una razón
para olvidarse,
algún motivo,
una sospecha...

hiéreme de adiós,
siéntete libre,
aunque en amores
nubles miradas.

Dame una razón,
sólo tú sabes
que eres y has sido
mi debilidad confesa,

resta perdón,
suma recuerdos,
sé inalterable,
yo hoy sin ti...nada.











 
Mi intención

Siento carencia de ti,
sin tu mirada la mía
delatará soledad,

soy quietud
tensa en la espera,
la lentitud de un reloj
que aguarda la cuenta atrás,

soy las hojas de un diario
contigo sin escribir
en clara ausencia de letras,

puedo ser lo que tú quieras
y nada soy sin embargo,
si mi intención no es sincera
que baje Dios o quien sea.











 


Mar de lágrimas

A la orilla del olvido
donde el silencio nos parte
naufragan las madrugadas
en crucificados paisajes.

Triste canción del destino
amarrado a su recuerdo,
para morir en la calle...
igual que perro sin dueño.












 
A cuenta

Ven, ocupa el vacío,
que rastros de tinta
descubran si existes,

que azules mis dedos
no colman anhelos
por mucho escribirte.

Ven, del pensamiento
a vestirte de encuentro,
sé la consecuencia,

tú, mi bella ilusión
que siembras amor
con besos a cuenta.









 


 
Sin miedo

Empeñaría mi palabra
para darme a los besos,
apostaría a la certeza
sin miedo de enamorar.

Por tan lejana presencia
daría lo poco que tengo,
la felicidad negada,
mi tierra, cielo y el mar.

Qué difícil es vivir
cautivo de su mirada
y sin poderla mirar,
qué difícil cada día
y cada momento sin ella.











 

 
Anexo

No tengo miedo
a derretirme en tu boca,
no tengo miedo
si he de añorarte cada día,
no tengo miedo...
contigo todo cuanto quiero.

Es en ti donde me vuelvo caricia
y no me detengo a pensar
que hago bien o que hice mal.

Es en ti donde mi tiempo agoniza
y cada suspiro es amar,
es por ti la vida un sueño.










 

 
Cerca de ti

Amor, hoy te siento cerca,
cerca de quererte,
de nombrarte,
de contar contigo...
tan cerca como un latido.

Amor, hoy te siento cerca,
cerca en el viento,
cercana a todo...
no dejaré que te vayas,
ni tú que me sienta solo.










 

 
Noche de San Juan

Llévame a quemar en tus llamas,
déjame que seas mi fortuna,
entre besos de luna
llévame a otro lugar.

Llévame contigo a volar,
que esta noche descubra
si también tú me amas
y alumbras mi oscuridad.









 


 
Breve

Insiste, persiste,
persigue un sueño,
esconde tus lágrimas
en nubes de amor.

mientras yo de ti
sintiéndome lejos
bajo un cielo gris
que no desiste.












 
Sueño presente

Eres tú mi amor confidente,
eres tú un sueño presente
de caricias por la piel,

eres como un cartel en el cielo
que siempre dirá te quiero
aunque no te pueda ver.










 

 
Perdóname

Perdóname,
por tenerte en mi cabeza
y enamorar cada sueño
con la magia de tu luz.

Perdóname,
si no fui lo que esperabas,
por no conocer mis besos
nada más dulce que tú.

Perdóname,
por decirte que te quiero
y al salir por esa puerta
echarte otra vez de menos.










 

 
Mi estrella

Te llevo en mi corazón
y no te puedo olvidar,
sin ti no quiero volar
ni caminar por la vida.

Eres un sueño de amor,
no existe noche más bella,
en el cielo eres mi estrella
y de la tierra poesía.

Te llevo en mi corazón
y no te puedo olvidar,
eres en mi oscuridad
la más dulce melodía.












 
Hasta el final

Es sentir que tu sabor
se esfuma en la tarde,
que el adorarte fue en vano,
como a una herida la sal,

que mis palabras al viento
vuelan sobre amarga historia,
y ese duelo en la memoria
que acompañó hasta el final.





12 de enero de 2014

De paso










Como un gigante

Hoy he decidido,
tirar al mar los poemas
escritos sobre la arena
desde un lejano destierro,

y tras tus huellas renacer
mirando siempre adelante,
despacio como un gigante
de paso humilde en la tierra,

sin rendición ni cadenas
que pudieran detener,
con la ilusión de saber
que seguir es lo importante.

Hoy agradecido,
brindaré al cielo por ti
y a un futuro por venir
contigo soplando velas.













Creo en ti

Creo en ti,
sinceramente creo en ti,
sin ninguna condición,
por un presente a tu lado.

Creo en ti,
rotundamente creo en ti,
no puede haber más razón
que mi verdad en tus labios.

Creo en ti como el verano
 en una lluvia que caerá
sobre los días que
nos queden por llenar,
con el corazón en la mano
creo en ti.

Creo en ti y no hay barreras
que me puedan detener,
viendo ilusiones
 renovadas florecer,
 con la sonrisa de mayo
creo en ti.

Creo en ti,
fervientemente creo en ti,
cuando te nombra mi voz
entre estas cuatro paredes.

Creo en ti,
eternamente creo en ti
aunque me pierda tu amor
y la pasión de quererte.













Mía

Perdóname, sé que últimamente
no te hago demasiado caso,
y no es precisamente porque no te quiera,
tú me hiciste sentir, volar...

siempre estuviste conmigo, 
en la alegría, en la tristeza,
siempre tú mi fiel compañera...

la que sigue aquí, inmóvil, 
apoyada en la pared, sin decir nada
y tan bonita como la primera vez.

Te miro, comienzan a fluir sentimientos,
no puedo resistir la tentación 
y me acerco a ti...

bajo lentamente la cremallera
y queda ante mí al descubierto
tu cuerpo con sus prominentes curvas,
ya no puedo parar…

deseo tenerte entre mis brazos,
suave, sintiéndote mía, contra mi pecho,
hasta que el sonido de tu voz
rompa el silencio en la habitación
y se funde con la mía, para ser
en la noche una melodía de amor.

Ya nada ni nadie podrá separarnos,
estaremos juntos y mientras viva
mis manos te van a cuidar, jamás
te abandonaré, y cuando vuelva 
no dudes de que afinaré siempre
de nuevo tus cuerdas.














Istar

Pensé bajarte la luna
sin darme cuenta que era
más bonita tu sonrisa,

pensé regalarte un cielo
para quererte en la tierra
buscando un amanecer;

ya lo ves, en este día
mis versos pensando en ti,
y se amotinan los besos
que hoy te daría,

ya lo ves, en este día
donde un deseo es feliz,
pide continuidad al tiempo
en mí tu alegría.

Del sur los vientos
me hablarán de un mar
presente por tu mirada,

del firmamento
tu nombre al soñar
mil noches sobre tu piel.













Besos pendientes

Es todo un lujo saber
que siempre está ahí,
es un placer enviarla rosas
y dedicarla los poemas
que con pretensión
escribo...

ella es romper la camisa
cuando rescata mis noches,
es aliciente, luz de mis ojos...

besos pendientes, mi rendición,
como un deseo inalcanzable;
 suave textura, dulce traición…
ella es tanto, que sólo
quererla se me hace poco.














Bajo llave

Pasarán las horas,
largos días, tantos años...
y seguiré pensando en ti,
lo mismo que pienso ahora.

Pasarán los miedos
con tu alegría de la mano
y una vida aún por vivir
donde nos quiera llevar.

Guardaré en silencio
mis recuerdos bajo llave,
y cuando todos duerman
volveré a buscarte.













Punto y seguido

Tengo una eterna sonrisa
por si alguna vez te viera
regalando días de sol
y largas noches de verano.

Tengo hoy ardiente contigo
siempre cercano el deseo
y lejos de ti mil besos
sin tiempo que respirar.

Tengo viva en la memoria
de aquellos ojos la luz
continuamente azulando
todos los grises del alma.

Tengo que poner las penas
en el desván del recuerdo
y  al corazón candado
con llave que guardes tú.






9 de enero de 2014

Versos al aire







En blanco y negro

Recogerás con el tiempo
todas esas cartas de amor
tiradas sobre la mesa,
para aliviar desconsuelos,
por el que pudo quererte.

Recordarás las palabras
que antes de ser pañuelo
te hicieron sentir princesa,
serán como días de cine,
imágenes blanco y negro,

rostros cansados,
distancia de vida,
afuera...la noche.

Removerás sentimientos,
nervios, ternura, pasión,
locura y miedos a escena
en dos cuerpos abrazados,
las nostalgias, el presente,

tus ojos cerrados,
la tele encendida
y afuera...la noche.













Au revoir princess

Nunca se vio en los carteles 
adornar la Gran Manzana
ni en la Mostra de Venecia
entre su lista de invitados.

Nunca se vio en las portadas
vistiendo firmas de moda,
no hubo más cuento de hadas
ni otro baile en el salón.













Una noche cualquiera

En una noche cualquiera
dejaré afuera esta ausencia,
antes que seque mis huesos
saldré a descifrar misterios
descalzo sobre la alfombra
que lleva a tu habitación.

En una noche cualquiera
entenderás por que sigues
presente en una canción
y pintas en mi calendario
siempre con vivos colores
cada día por llegar,

porque eres cada despertar
el sol que trae la alegría,
dulce pasión en caricias
de la brisa al caminar.












Desgarrando el cielo

Bailaré al son del silencio
bajo una luna maldita
si no siento tus latidos.

Será la vida un desierto
lleno de noches perdidas
camino al tren del olvido.











Futuros intactos

Necesitaría tus labios
para creer en milagros,
volver a besar despacio
y nunca más a escondidas.

Necesitaría tus manos,
acariciar las edades,
y en los futuros intactos
dejar de ser invisible.

Necesitaría tus ojos
conmigo al caer la tarde
para saber que es posible
ver lo mejor de la vida.












Hacia el alba

Esperando una llamada,
un mensaje, una señal,
insumiso en el silencio.

Líneas paralelas,
flagrante creación perfecta
distante en la oscuridad,

imaginando en la niebla
que después estabas tú,
y no se abrió el cielo.













Febrero

Nadie miró como tú, nadie.

Nadie quiso estar a solas.

Cuando les das de comer
siempre hay gatos que te esperan.
















La mia stella

Ti porto nel mio cuore
e non posso dimenticare,
senza di te voglio volare
o camminare nella vita.

Sono una luce d'amore,
non c'è notte più bella,
in cielo sei la mia stella
e dalla terra poesia.

Ti porto nel mio cuore
e non posso dimenticare,
sei nella mia oscurità
la più dolce melodia.