29 de diciembre de 2017

Desde que tú no estás








La realidad

Después de aquel tacto
no abrigan más pieles
las horas desnudas.

Tú, siempre tú,
no queda otro amor
trazando la espalda,

y al final mi sombra
despacio se aleja
por aceras agrietadas.

No existir al mundo.













Porque te siento

Tú eterna belleza
entra sin llamar,
traspasa los huesos
—No te vayas, no me dejes, 
las agujas del reloj duelen.

Y es que hoy

practicar duetos quisiera
en el deseo de tus labios,
cambiar tristezas
que hieren
por las caricias del alma.

Y es que hoy
aún sigo sumando besos.













Nosotros

Te regalo cada noche
silencios donde perdernos
de luna amante escondida.

Te regalo los latidos
escritos en cada verso
por calles que van al cielo;

mientras se cierra otro día,
mientras de tanto querernos
sigues coloreando sueños
conmigo en tu corazón.













1984

Quisiera demostrar a tu sonrisa
todo lo que te digo,
ser ese fuego de amor eterno,
poder convencer al frío.

Quisiera retener cualquier tiempo
entre miradas de niña,
colmar los labios de besos nuevos
tuyos y míos.

Quiero abrazarte
como antes nadie,
en los cristales
dibujarte un corazón,

y en el recuerdo
ser aquel parque
en esta tarde de invierno.













De un azul imposible

Una estrella se oscurece
cada vez que la recuerdo,
cuerpos danzando
noches que alejan.

No hubo pastillas
para dormir tanta ausencia
y a mis fantasmas
les perdí el miedo.

Ahora intento ser feliz













La cita

Quemaré fracasos,
malos amores,
días de nunca quererse 
apalabrados al aire.

De sueños traicioneros
yo velo, tú duerme,
nos quedan los sitios,
desear encontrarse;

romper calendarios
comenzar de cero,
cerca de tus manos,
tus manos de amiga

Seré puntual













Solo

Desde que tú no estás
se desvisten los poemas 
y sigue intacto el deseo
sentado sobre la cama
con intentos de soñar.

Si las paredes hablasen
no esconderían las horas
palabras desconocidas,
ni más miniados paisajes
donde encontrarnos de nuevo.

Desde que tú no estás
se aferran tristes los versos 
en contra de mi voluntad,
y a los pequeños demonios
les recuerdo que te quiero.













En las ventanas de sus ojos

Tiempo de subir persianas,
de asomarse al mundo,
de dejar que pase la luz…

y al negro de su vestido
no caigan más lágrimas.













De Norte a Sur

Mis pasos se encaminan
hacia el color de tus notas,
mientras en cualquier calle
a unos ochenta kilómetros
la injusticia de no verse.

Cuanta maldad, cuanto dolor,
salir de la oscuridad
a descubierto, sin saber nadie
que descansando en tus brazos
pudiera morir tranquilo.













Viviendo al amor

Se detuvieron los besos
donde encontraron felices
dos almas rotas.

Estúpido velo,
lento perdón.

Ya lo ves,
sigo sin poder dormir
cuando no sé de tu boca.






"Mi Vida, no queda nada por decir,
salvo esto: el amor nunca se pierde'

(Oscar Wilde)






20 de diciembre de 2017

Diez estados y un triste poema








1

Entre ilusión y desengaño
sobrevivimos
contando gotas de luna.





2

Arrastrar la vida,
por no besar otros labios
pensando en su boca.

De cuando el amor lo es todo





3

No puedo verte,
la gente llena las calles,
no estoy tan solo.

Nada es para siempre,
menos tú.





4

Un día tras otro
bailando un vals con la nada,
cautiva el alma...

Fueron tus ojos.





5

Soñé verte una vez más
si sonreía la vida.

A veces sucede





6

Añora el alma,
hiela la sangre,
ahora cuesta respirar.

Amor sin ti.





7

Sabiendo que te he perdido
sigo conquistando estrellas
por ti cada madrugada.

Somos recuerdo.





8

Vuelve a llenar tu mirada
mi vaso casi vacío,
mientras renuncio otras manos.

Espera el día





9

Te quiero a cada segundo,
aunque las tardes aún lloran
imaginando tus besos.

Saliendo de aquella estación
todo me recuerda a ti.





10

Amor, soy el culpable,
en la derrota
te sigo echando de menos.

Tu sonrisa mi bandera.
















De un corazón roto

Muerte es poesía
de nudo amargo,
su nombre por la garganta,
nublando estrellas.

Vida es la luz
que vieron mis ojos
en cinco meses tres días,
frío es el fondo sin ella.

Tiempo es olvido,
besos que fueron.
Pena es no ser
furtiva lágrima.

Versos después...

Ha conseguido
echarme de su ciudad,
hasta una sala de urgencias.
Mientras en la noche baila.












19 de noviembre de 2017

Noviembre








En un lugar deshabitado

Días sin algo en lo que creer,
a dieta de inspiraciones.

Días oscuros
sin saber donde estás.

Te has ido.













 Mi mundo sin ti

Fui escribiendo tu nombre
calmando mil tempestades,
apresurando las horas 
me evaporé en los cristales
ante la ausencia de aliento.

Fui una vida por mirarte,
un amor alzando el vuelo
en medio de cualquier calle.
Olvidaré las derrotas,
me iré en el viento.













Un instante

Abrázame otra vez,
la luna no es suficiente.
Envuelve el aire













Todo al revés

Mucho antes de 
hacer pequeño el amor
nuestra cama,

de contemplar
sin dar sentido a la vida
con cada invierno.

Mucho antes de
mil caricias perdidas,
entre cenizas
por lo que no pudo ser,

de no romper
con las mañanas heridas,
mucho antes de
tanto querernos.













¿Y ahora qué?

No nos perdonó el amor
todo fue inútil.
Cortando espinas 
sané mis males
y me robaron tus noches.













De un amor que pudo ser

Escapas con mi corazón
entre las manos,
desatas por la calle
sus latidos.

Precisamente tú,
que inventaste una ciudad
donde perdernos
para luego olvidarme.

Precisamente tú
ahora sabrás
en cuantos versos
él me llevaba contigo.













Queda prohibido no verse

Vive tu nombre en mi garganta
para callar a las voces
de amores que nunca fueron.













Cuando nadie espera

Me ha dejado 
una luna ensangrentada
su partida,

huyendo hacía los confines,
junto a un dolor reincidente
que  no contaba. 

Me ha dejado
muriéndome un poco más
en esta maldita vida.













Ojos de mar

Ahora seré 
como la sal 
de tus lágrimas
que caen al suelo.

Ahora seré 
ese dolor 
tan profundo 
que ahoga los sueños…

Quiero estar junto a ti.














En esta soledad

Recordatorio,
días oscuros
de lo que no pudo ser.

No quedan flores,
su amor lejano
se llevó todo.