16 de octubre de 2013

Pasajes del corazón







Al viento

Abro la puerta
despertando al mundo
y en versión original
la vida entiendo,

entre hablar o callar
prefiero no escuchar
las agujas del reloj
mientras espero.

Paseo mi personaje
improvisando el guion
en secundario papel
de renglones torcidos,

persiguiendo quimeras
en un mundo terrenal,
intentando ser feliz
aunque sea relativo.













Mi inspiración

En poemas sobre el mar
la belleza encontraré
del color de tu mirar,

fuente de mi inspiración,
la razón de mi existir,
la dueña de mi corazón...

Mis manos buscan tus manos
y no te encuentran,
mis notas buscan tu nota,
si tú supieras

que muero en cada verso,
que más de una palabra
lleva parte de ti
y cada letra un beso.









Ausencia

De ti aprendí a ser mejor
a vivir sin renunciar
creyendo en aquel amor
que se da sin pedir nada.

Por ti busqué una razón
para echar la vista atrás
donde los sentidos van
remendando las heridas.

Vi el pasado en un instante
expirar su último aliento
en un despiadado otoño
de sonrisa desahuciada.

Vi encogerse las paredes
cuando apagaron las luces
y llegar sombras de tristeza
por las cuatro esquinas.

Si yo pudiera otra vez
volver a los diecisiete
como cantaba Violeta...
pero sin darme cuenta
de no saber que rezar
me he vuelto piedra.













Misterio

Por si fueras al amanecer una caricia
suave sobre la llanura.

Por si fueras la ansiada sombra
que da cobijo en el desierto de la vida.

Por si fueras la belleza de un atardecer
reflejado en las alturas.

Por si fueras la claridad de una senda
en la oscuridad perdida.

(Por si fueras el amor)













Naufragio

A un océano de pasión icé mis velas,
desafié los vientos por quemar naves,
por el licor de unos labios
apostando a cara o cruz toda la suerte.

Me alejó de madrugada una tormenta,
después de naufragar en su cuerpo
aquellos ojos dejaron de ser mi faro
y en tierra firme me quedé inerte.

Fueron sus besos castillos de arena
inundados a la orilla del deseo,
las musas contra la marea,
sin ella para siempre...

Como pirata sin bandera
que un día perdiósu tesoro,
el volcán se hizo hielo y de tanto frío
en la isla del amor vieron las nieves.













Cae la tarde

Esta tarde al recordarte
estabas aquí,
por unos segundos
al verte sonreír
bajo la lluvia caminando
te deje marchar...

Aunque cambia el tiempo
siempre espero
que traiga el viento
a un resquicio tu voz
y espante el silencio
que hay alrededor,
en la distancia la pena se va
por la escalera al cielo sin saber
que no puedes volver.

Esta tarde al recordarte
fue como sentir
el llanto de un amigo
y no sobrevivir
a ser como ave de paso
en la inmensidad.













Platónico

Dudas
del planeta que nos mira,
de una luna de verano,
de lo astral, del firmamento,
de la tierra cuando gira.

Dudas
de un poder del más allá,
de imaginar formas de vida,
de ancestral constelación,
de la estrella que nos guía.













Marzo

Tú no sabes
que soy como soplo de brisa
que transita por tu pelo,
que he buscado tu sonrisa
por amaneceres nuevos.

Tú no sabes
que en tu fresco manantial
por permanecer soy roca,
que estoy en la aurora boreal
o en el vaivén de las olas.

Tan cerca la primavera
y no me deja el invierno,
voy preguntando por ti,
pero tú no lo sabes.













Vera

Es el deseo de verte
desde un paisaje sin ti,
es la ilusión de quererte
en esta noche…

Porque tu aroma lo impregnó todo
y hoy cada frase lleva tu nombre.













Por existir

Voy a llenar este espacio
con tu presencia,
envuelto en una nube
donde la realidad
revela la imagen
de tu existencia,

amor, en cada esbozo
veras sinceridad.

Para atravesar los muros
de la conciencia,
para seguir tras la huella
de la verdad
en un lienzo
busco la esencia,

amor, en cada trazo
hallarás lealtad.

Por existir todo te lo daba,
mi norte, mi alma, mi vivir,
mi corazón y las ganas de sentir,
yo aquí sin ti no pinto nada.













Insomnio

Una llama invisible
que va consumiendo
las horas en vela
acotando el universo,

un deseo intangible,
un ápice de esperanza,
presagio y certeza,
tempestad y calma;

fuerza insuperable
refugiada en la dulzura,
más que un sentimiento,
fiel amante, la locura;

arpegio en el viento
de emociones desatadas,
desafío en el miedo,
ilusiones renovadas…

ni contigo ni sin ti
se extingue el fuego,
ni contigo, ni sin ti.














La huida

Vámonos
donde nos lleve el aire,
un viaje sin regreso
donde no habite nadie.

Vámonos lejos, 
muy lejos.













Querencia

En la soledad,
la maldita soledad,
hoy no quiero perderte.













Pasión

Noches de calor e incienso
con la pasión por tu espalda,
tatuando el cielo.

Noches de delirio y vértigo
desde el latir de tu cuerpo
colgado por tu cintura.

Entre quedarse atrapado
mi amor en cada costura
y el corazón con remiendos:

me quedo con tu silencio,
es lo único que hoy que tengo.













Sin ti

Lejos la ciudad,
la vida en blanco y negro,
las mismas fotos,
las mismas caras,

del cajón del mal recuerdo
hoy tiré la llave
y no guardé nada,

porque necesito volver
a saber de ti
para vivir cerca del suelo,
seguiré tus pasos sin saber
como bailar,

tal vez sea tan fácil
como perder el control
al rozar tu piel,
lejos la ciudad.













Tres rosas

Por si me esperabas
cambié la luna de sitio
para ver tu cara,

traigo en mis manos
tres rosas:
una por tus caricias,
otra por tu presencia
y otra por tu alegría.

Por si tú me amaras
he dejado en el camino
la mala hierba pisada,

y hoy te regalo
tres rosas:
una por tus caricias,
otra por tu presencia
y otra por tu alegría.













Desorden

El verbo amar de subida,
sin cobertura la razón,
(mis mensajes en el aire)











Otra vida

De un mal augurio presente
condenado al abandono
dejó la fábrica en su empeño
sombras endrinas de ojos
y oscuridad en los días,

reciclarán nuestros restos
en hondonadas de fracaso,
los que por nada perdieron
 indiferencia al desalojo
desde la quietud de arriba.

Somos una parte del final
el apurado último trago,
un número más en la lista,
el lastre que va cediendo,
eslabón más de su cadena;

como frase en el cristal
que no resbala en la mente
de razón más indignada,
sin daciones, somos esos
que se devora el sistema…

Si no tienes nada esperas,
ante el caer levantarse
aún con los pies tan cansados
sin ver un Dios verdadero
ni un mismo sol de justicia

Antes que viejos demonios
visiten para quedarse
recogeremos los bártulos
y empezaremos de cero
aunque nos hiera la vida.













Capítulo final

Ahora que no te presiento
tras cinco años y un día
sale libre el desengaño
por una ventana abierta.

Ahora que no reconozco
el cariño y la templanza
se disfraza de febrero
la mentira y el tormento.

Ahora que no te recuerdo
desde el alma
en el destierro
cierro la puerta.






"Siempre quise a alguien
que se quedara aún después
de ver lo desagradable
que podía ser"

(Charles Bukowski)







No hay comentarios:

Publicar un comentario